¿Qué es la demanda?

Las necesidades, los deseos y la demanda, son 3 conceptos sujetos de estudio Marketing; el objetivo de éste podría definirse como identificar las necesidades de las personas, canalizarlas en deseos, y detectar, entre éstosa los que tienen capacidad de convertirse en demanda y dirigirlos hacia la compra. Antes de profundizar en la demanda y con el fin de realizar una mejor comunicación, hemos de diferenciarla de las necesidades y deseos.

Las necesidades no han de confundirse como carencias, si no cómo la sensación de estas. Es tal que tradicionalmente se han dividido en las siguiente:

  • Fisiológicas
  • Seguridad
  • Pertenencia
  • Estima
  • Autorrealización

Saber identificar y distinguir estas diferencias dentro de las necesidades, nos permite estudiar a nuestro público, conocer de dónde proviene su motivación a la compra.

Más allá de la necesidad, encontramos el deseo. Este es una concreción de la anterior, siendo la forma en la que un sujeto satisface una necesidad. Pueden existir diferentes formas de satisfacer una necesidad y es eso lo que permite la existencia del mercado. Es aquí donde el Marketing recoge esas necesidades y las canaliza hacia ciertos productos. Aunque estos no dependerían él, ya que influyen otros factores tales como la educación, creencias, el entorno social, etc.

Llegamos entonces a la demanda, ésta aparece cuando reconocida una necesidad y enfocada en forma de deseo, se realiza una petición de un producto específico. Previo a este punto, se han atravesado fases del proceso de compra. Podemos observar pues un pasao de un estímulo genérico, como es el deseo, hacia una manifestación concreta, la demanda. La demanda es una cuantificación de los deseos del mercado, condicionada por los recursos disponibles del consumidor y los estimulos del Marketing, ya sean de nuestra empresa o la competencia.

Formas de analizar la demanda

En primer lugar debemos cuestionarnos si la demanda que poseemos es primaria (para consumo directo) o si por otro lado es derivada (dependiente de otra demanda). Ya sea en el Marketing Tradicional  o en el creciente Marketing Digital, podemos utilizar el modelo de compra y uso de productos, con el que nos guiaremos para estudiar la demanda en el mercado.

  • Demanda por aceptación de producto: se enfrenta a la demanda negativa, que ocurre cuando una parte importante del mercado no acepta el producto.
  • Demanda inexistente: el mercado no tiene interés en un momento determinado en un producto o servicio.
  • Demanda latente: un grupo de consumidores comparten la necesidad de algo que aún no existe y desearían que existiera.
  • Demanda decreciente: disminuye el número de consumidores interesados en el producto.
  • Demanda irregular: la demanda varía en función de estacionalidad.
  • Demanda en exceso: es superior a la capacidad de producción (existe el Marketing para desalentar la compra).
  • Demanda socialmente indeseable: el consumo del producto o servicio está mal considerado.

Cada tipo de demanda nos determina una política frente a ella. Esto influirá en el tipo de publicidad y comuniación a realizar:

  • Negativa: invertir la demanda, analizar las causas y fomentar cambios.
  • Inexistente: incentivar la demanda.
  • Latente: crear un nuevo producto.
  • Decreciente: reactivar la demanda.
  • Irregular: sincronizar la demanda.
  • Socialmente indeseable: erradicar el consumo.

-Desarrollo de la demanda:

  Las distintas que puede experimentar la demanda pueden diferenciarse dependiendo del estado del producto o servicio que se trate, pudiendo ser estos: productos existentes, productos modificados y productos nuevos. Así observarmos unas acciones distintas para cada uno de estos.

Para los  productos existentes, encontraremos una fase de penetración en el mercado, en la que trataremos de vender más a nuestro público. Otra fase sería la expansión geográfica,  en la que enramos y vendemos en otras áreas. Por último podemos vernos en una invasión de segmente, en la que venderemos nuestros productos a nuevos tipos de consumidores.

En lo que a productos modificados se refiere, en una primera instancia , la alteración o mejora de nuestros productos existentes estará orientada a vender más a nuestros consumidores. Otra acción sería ofrecer y vender estos productos en nuevos mercados geográficos. Por último podemos vender nuestros productos modificados a nuevos tipos de consumidores.

El diseño de productos nuevos comenzaría con el fin de atraer a consumidores existentes, lo que se conoce como desarrollo de producto. Podríamos también actuar sobre compradores potenciales en nuevas áreas geográficas. Por último el diseño de nuevos productos podría darse para nuevos tipos de consumidores, lo que se conoce como “diversificación”.

¿Necesitas más información?

Llámanos sin compromiso para conocer las necesidades que requiere en su negocio